Proguías ha evolucionado a Viando
Descubre más aquí
Proguías es ahora Viando
Últimas plazas
Camino de Santiago desde Sarria en grupo con guía
00
Días
00
Horas

Camino de Santiago en grupo: 3 ventajas y algunas ideas

Camino de Santiago en grupo: 3 ventajas y algunas ideas

Hacer el Camino de Santiago en grupo es una de las mejores maneras de vivir esta aventura apasionante. ¿Quieres descubrir por qué? Sigue leyendo.

«Más es mejor» es una de esas premisas que no siempre sem cumplen. Pero sí lo hace en el Camino de Santiago. Compartir una de esas experiencias inolvidables con otras personas hacen que sea más plena y más enriquecedora. Por eso, el Camino de Santiago en grupo es una de las modalidades más demandadas por las personas que recurren a agencias especializadas. Todo son ventajas. Y ahora vamos a explicar por qué.

¿Quién hace el Camino de Santiago en grupo?

En realidad, hacer el Camino de Santiago en grupo es bastante habitual… incluso si no se ha planificado de esa manera. ¿Por qué? Porque aunque empieces por tu cuenta en cualquier localidad, es muy probable que acabes coincidiendo jornada tras jornada con las mismas personas en el fin de etapa. El Camino es muy elástico y cada cual lo hace a su ritmo y recorre la distancia que quiere (más o menos), pero, en la práctica, casi todo el mundo acaba haciendo las mismas etapas y hospedándose en los mismos lugares. En otras palabras: coincidiendo.

Así se crean pequeñas comunidades que duran lo que dura la peregrinación y se hacen amistades con las que llegar a Santiago. Con suerte, esas amistades perduran más allá del Camino y lo que comenzó como una experiencia en solitario acaba siendo una experiencia en grupo.

Otras personas optan, desde el principio, por hacer el Camino de Santiago en grupo, organizado por una agencia. Bien porque quieren hacerlo con su familia o grupo de amigos o bien porque no se deciden a hacerlo solas y prefieren la compañía de otros peregrinos. Este segundo tipo lo forman, muchas veces, peregrinos que se están iniciando, que hacen su primer Camino.

De hecho, el Camino de Santiago en grupo es una de las modalidades que más aconsejamos a aquellas personas que tienen dudas sobre sus propias capacidades o reparos a la hora de enfrentarse a una experiencia nueva. Y ahora descubrirás por qué. ¡Sigue leyendo!

Ventajas de hacer el Camino de Santiago en grupo

1 / Un guía del Camino a tu disposición.

Para muchas personas, la primera y principal ventaja de hacer un Camino de Santiago en grupo y organizado es poder contar con un guía del Camino que se encargue de que todo marche bien. La función del guía no es tanto ir delante del grupo para evitar que se pierda, porque perderse, en el Camino de Santiago, es bastante difícil. La señalización es abundante y las asociaciones de amigos del Camino y las administraciones públicas la revisan periódicamente.

Su cometido es facilitar el avance del grupo y cuidar de los detalles. Su conocimiento del terreno le permite desde administrar las paradas de descanso que conviene hacer cada par de horas hasta ayudar a cada miembro del grupo con las pequeñas vicisitudes y dificultades que el Camino irá poniendo ante sí.

Además, como el guía estará siempre con el grupo, es la persona perfecta para resolver dudas, mostrar detalles del Camino que a veces pasan inadvertidos, explicar la historia de las zonas por las que discurre la etapa, dar recomendaciones para la comida y las cenas, etc. En otras palabras, con un guía experto en el equipo, solo tendrás que preocuparte de disfrutar.

2 / Convertir desconocidos en amigos

Lo comentábamos más arriba, pero permitidnos insistir: un Camino de Santiago en grupo transforma desconocidos en amigos. Tras años participando en grupos y organizándolos, en nuestra experiencia, las personas que optan por este tipo de experiencias organizadas viajan con la mejor de las disposiciones y con la mente y los brazos abiertos.

Y, además, es una maravilla ver cómo miembros que el primer día no se conocen de nada y se miran con curiosidad acaban abrazados en Santiago, llorando de emoción en los hombros de los compañeros o saltando agarrados unos a otros en plena plaza del Obradoiro.

3 / Todo preparado de antemano

Otra de las ventajas de hacer el Camino de Santiago en grupo, organizado por un agencia, es que todos los detalles estarán preparados de antemano. En los programas en grupo que organizamos en Proguías no sólo reservamos alojamientos, sino que escogemos hoteles, pensiones históricas o casas rurales con encanto que complementen una experiencia inolvidable. Lugares como la Casa do Maestro de Portomarín, en pleno Camino Francés, o el alojamiento Vía XIX de Caldas de Reis.

Además, en los programas incluimos también un vehículo de apoyo en caso de necesidad y el transporte de equipaje entre alojamientos, porque llevar a cuestas una enorme mochila no va a hacer que disfrutes más del viaje, ni te va a hacer más peregrino.

Este tipo de servicios ya incluidos están pensados para llevar la experiencia un paso más allá

¿Cómo funcionan los programas en grupo?

Pese a que cada Camino es único, todos los programas en grupo funcionan más o menos del mismo modo. El día antes del inicio de la peregrinación nos encontraremos en la localidad de partida, a donde los miembros de la expedición deben llegar por su cuenta o un traslado colectivo que organizaremos desde Santiago de Compostela en función de la llegada de sus vuelos.

Hacer el Camino de Santiago en grupo es uno de los mejores consejos para el Camino de Santiago que podemos darte.
Hacer el Camino de Santiago en grupo es uno de los mejores consejos para el Camino de Santiago que podemos darte.

Una vez reunidos allí, se celebra un primer encuentro que sirve de toma de contacto y bienvenida. Aquí explicamos el funcionamiento del viaje y los detalles de la etapa que enfrentaremos al día siguiente, se resuelven dudas, se reparten las credenciales y los identificadores de equipaje, etc.

A partir de ahí, cada mañana, tras dejar el grueso del equipaje en la recepción para que el transporte lo lleve al siguiente alojamiento, comenzaremos nuestra jornada siguiendo las directrices del guía del Camino, con un ritmo progresivo para evitar sobrecargas y lesiones. Como se trata de experiencias a pié, la distancia que se recorrerá cada día es, de media, de 20 km. Tras los primeros kilómetros, cada miembro del grupo llevará su ritmo para prevenir problemas físicos y porque no se trata de ir cogidos de la mano como si fuese una excursión escolar. El guía se encargará de mantener la dinámica y la cohesión del grupo.

Como norma general, la etapa terminará a medio día o en las primeras horas de la tarde, cuando se llegue al fin de etapa previsto. Como todos los servicios están ya reservados, no hay necesidad de correr y se puede disfrutar del Camino paso a paso, que es el verdadero objetivo.

Al llegar, estarán esperando el equipaje y el alojamiento y comenzará la parte libre del día. Tiempo para comer, descansar, explorar el pueblo o, simplemente, participar en la actividad que os propondremos en el lugar donde estéis. Una de las ventajas de hacer el Camino de Santiago en grupo.

Por la tarde-noche habrá una cena concertada para el grupo en el alojamiento o en uno de los restaurantes próximos. La idea es vivir juntos ese momento tan especial que es compartir una mesa y las historias de cada miembro y de otros peregrinos que, sin duda, encontraremos por el Camino.

La llegada a Santiago, tras la última etapa, será un momento clave. El momento de compartir la alegría de haber superado el reto y la tristeza de saber que se acerca el final de la experiencia. Son, sin duda, los momentos más intensos del viaje. Por la tarde, se realiza una visita privada para el grupo por el centro histórico de la ciudad y, al terminar, se celebra la última cena del grupo. El programa termina al día siguiente, tras la pernocta y el desayuno.

¿Cómo me apunto a un grupo?

Cada año organizamos varias grupos en diferentes fechas para los caminos Francés y Portugués. Si quieres formar parte de alguno de los grupos, sólo tienes que escoger la ruta y las fechas que prefieras. Las plazas son limitadas (máximo 15 personas) y vuelan, por lo que, si lo tienes claro, cuanto antes reserves, mejor.

La plaza para un Camino de Santiago en grupo queda reservada con un anticipo del 20% del precio total de la reserva, y el pago final se realiza un mes antes del inicio del viaje, por transferencia bancaria o por tarjeta (pago securizado).

También existe la opción de que escojas las fechas a tu medida, en caso de que formes un grupo de, al menos 8 personas. En ese caso, si quieres, puedes ponerte en contacto con nosotros para organizarlo todo en las fechas que vosotros escojáis.

Aquí puedes ver los detalles del Camino de Santiago en grupo desde Sarria, junto con las fechas disponibles, los precios y los servicios.

Recibe cada 2 semanas tu dosis de inspiración y consejos para aventuras de larga distancia
Comparte